EL TIEMPO

tiempo Valencia

Numero de visitas

MARXA DE MUNTANYA SANT SEBASTIÀ

Una vez más los caragolines más valientes han desafiado al frío matutino para volar sobre las montañas valencianas.
Oficialmente tres caragolines, Alfredo, José Antonio y Óscar mientras que  Nano y Miguel , sin dorsal, han corrido hoy en la Vilavella la XII MARXA DE MUNTANYA SANT SEBASTIÀ.
El madrugón ha sido de nuevo importante y sin que el Sol hubiera salido, nos hemos dirigido a la Vilavella, pero sorprendentemente esta vez no hemos llegado los primeros y, tengo que reconocer, que nos ha molestado, por lo que a la próxima carrera, sin duda, quedaremos todavía antes e incluso no descartamos hacer noche en el lugar de la carrera.  Tanto "pique" es debido a que es el único título oficioso que ganamos, el ser los primeros en llegar.  
Nos hemos tomado el café de rigor para intentar entrar en calor y después hemos calentado concienzudamente.  Cada día somos más profesionales.
A las nueve en punto, puntualidad Británica, y por medio de chupinazo más "San Ferminero" posible, los más de mil inscritos en la carrera hemos comenzado a correr por las calles de La Vilavella y, después de unos 3 kilómetros de asfalto, hemos llegado a la primera subida y el primer parón de la jornada.  Un millar de personas subiendo por una sendita estrecha no puede avanzar a gran velocidad, sobretodo puede ser debido, entre otras causas, a ciertas personas que se creen que van a ganar la maratón de Berlín, se lanzan como locas en el llano, a toda leche para que en la primera cuesta que venga se acuerden que, este año, la van a hacer andando.  No estaría de más comprender que si hay algunos que van a correr y otros a andar, el orden en la salida fuera lógico, es decir, primero los que corren y luego los que andan.
Esta carrera se divide en dos partes bien diferenciadas, la primera mitad de subida y después tooooodo bajada, con alguna rampita para  recordarte que estamos haciendo carrera de montaña.
La subida es muy larga, al principio tienes algún tramo de bastante desnivel salteado con algún leve tramo de llano o falso llano, por sendas de ombría muy bonitas. Pronto se llega a una pista forestal que asciende suavemente, con repechitos que recuerdan a las ascensiones míticas del Tour de Francia,  hasta volver a descender, llanear y subir por más sendas que, como he dicho antes, son de una belleza espectacular. Hoy las circunstancias meteorológicas nos han reglado  una visibilidad perfecta y se podían ver unas vistas maravillosas tanto de la costa como de la sierra de espadan y resaltando en el horizonte, vigilando la carrera, el gigante Penyagolsa.
En apróximadamente una hora y 35 he llegado al kilómetro 9.5, el punto más alto de la carrera... y me quedaban 10 kms... comentar que el primer clasificado ha hecho una horita dieciocho minutitos... sin palabras.
A partir de aquí descenso muy técnico que hago asesorado por  dos veteranos, uno de ellos ameniza la bajada cantando un gran repertorio de la música más popular de su época, destacar los coros de unas chicas mientras el buen hombre entonaba con voz casi de tenor un Rayo de Sol OH OH OH.  Gracias por alegrar el descenso.
Después pista ancha descendiendo que se puede hacer a velocidad de loco, tramos de asfalto y alguna subidita para rematar las ya cansadas piernas, sobre todo la última subida, corta y de  un desnivel casi asesino, mientras oyes la voz del speaker te plantan un muro de unos doscientos metros pero que se hacen eternos, después curva a derecha te lanzas como un poseído... un señor muy amable me plantea una cuestión para el análisis, es mal sonante pero merece la pena destacarla...dice así:  EL QUE INVENTO LAS SUBIDAS ERA UN CABRÓN, PERO EL QUE INVENTÓ LAS BAJADAS ERA CABRON Y MEDIO, simplemente impresionante.  ¿No me digáis que no invita a la reflexión?  yo que pensaba que el señor que inventó las subidas era el mismo que inventó las bajadas pero en sentido contrario y hoy, después de más de 19 kms, me entero que no, que son señores distintos. 
Callejeas por la Vilavella, de nuevo te aplauden, me desabrocho el corta vientos, la intención es que el Caragol se vea en la foto llegada.... mi objetivo era bajar de las tres horas y he cumplido el objetivo sobrado, tiempo oficial 2 horas, 49 minutos y 30 segundos y tiempo real poco más de 2 horas 48 segundos.  Muy contento entro en metra, intento sonreír para salir guapito, aunque en eso la palma se la lleva José Antonio que creo que hace las carreras pensando como hacer la entrada en meta.  Ya vereis la fotito, no tiene precio.
Alfredo, Miguel y El Nano ya han llegado, para variar, aunque esta vez no han tenido que esperarme mucho,  de aquí a nada los paso, jeje. Es broma, no quiero piques.  Al rato ha llegado el Señor llegadas espectaculares, Don José Antonio García Alcantud.
Destacar, como siempre, la organización y la bolsa de corredor que ha vuelto ha estar muy bien.
Ahora me pongo serio, cosa rara.  Quiero, en nombre de los Caragolines, mostrar el apoyo a la asociación YO TAMBIÉN EMPUJO EL CARRO.  Es un ejemplo de fuerza y lucha de los padres de una niña que se llama María, otra luchadora.
María tiene Síndrome de Rett, es una enfermedad de las llamadas raras y tanto ella como sus papis, lejos de rendirse, han generado todo un movimiento para que todo el mundo running y montañero les ayude a empujar su carro.  No le llegará, por que no creo que lea este humilde blog, pero desde aqui decirle a María y a sus papas que todos los Caragolines también empujamos su carro, el suyo y el de otros niños y niñas con problemas parecidos.
Os aconsejo su web, http://www.mimundorett.com/.
Teniendo en cuenta esto, el resultado ha sido lo de menos.
FORÇA CARAGOLINNSSSSS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores