EL TIEMPO

tiempo Valencia

Numero de visitas

EL PASO DE CEBRA

Queridos  caragolines, estoy atravesando una leve lesión, un esguince de tobillo grado dos que me hice disfrutando de una ruta en la Calderona. Era una fantástica mañana por la ruta que es preciosa y por la compañía que era perfecta. Además así aprovecho para agradecer a Ana, Luis y Amalia la paciencia que tuvieron para salir del lío en el que, por mi mala pata, nos metimos.
Pero os quiero escribir sobre mi última carrera. Como soy un runner competitivo hasta la médula y quiero mantener viva el ansia competitiva os pondré en antecedentes.
Escenario, calle Xàtiva, hora 13.30 de un lunes extrañamente cálido de noviembre. En la línea se salida dos corredores, el caragolin y una entrañable anciana que me mira desafiante dando golpes con su única muleta.  Respondo al gesto con las mías mientras levanto el cuello ostentando mi poderío, movimiento que ella imita.
Cambia el semáforo y allá que vamos veloces como rayos, no se daros un parcial de minuto kilómetro , era tanta la velocidad.
A mitad de calle ella pega un ataque brutal y me mira por encima del hombro, ríe despiadadamente mientras hace un gesto al cielo con su muleta dedicando la victoria a algún ser querido que ya no debe estar con ella, me espera deportivamente al otro lado de la calle al que llego ahogado. Me tiende la mano para saludarme y justo cuando voy a chocarle evita el contacto y me muestra su dedo corazón y me sonríe mientras me dice -¡¡¡¡¡Lentorroooo!!!!
Estoy deseando que de nuevo sean las 13.30 para reencontrarme con ella .
Ya os dije que cuando te pica el gusanillo de la competición nada ni nadie te puede parar ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores