EL TIEMPO

tiempo Valencia

Numero de visitas

SEGUNDO ANIVERSARIO CARAGOLIN

Señoras y señores... es cierto. No estaba muerto, estaba de parranda.
Algunos han enterrado al Caragolin antes de tiempo... algunos lo han abandonado. ¿Algunos se han avergonzado?
Nadie dijo que sería fácil, más bien es todo lo contrario. Caragol Running Team  fue creado en el seno de un nexo de unión que ha desaparecido. Fue en un verano amargo, con sabor a despedida y con un
horizonte lleno de incertezas.
Eramos cuatro, Roberto, Javi, Alfredo y un servidor.
Encargamos la creación de la mascota y ZAS, había nacido CARAGOL RUNNING TEAM, que fácil. Página de facebook, grupo de facebook y el blog, mi niño mimado.
Alubión de solicitud de camisetas... tallas, xl, xxl, s etc... mientras primera carrera. Vall D´Uixó. Sensación de equipo y unión.
Luego vendrían otras... Chelva, tales, Vilavella, Atzenta e incluso Alfredo corrió la marato i mitja y de nuevo comienzo de ciclo.  También carreras de asfalto con el 10k, media maratón y 15k variados.  Poner Caragol Running Team en google y vereis en cuantas carreras sale ese nombre.
Ese año todo era ilusión, no faltaban las cronicas de cada carrera. No faltaban las fotos.
Luego modificaciones en el blog, mucho más chulo, con calendario de carreras y todo.
El año pasado hubo una quedada y todo para celebrar el cumple, que bien nos lo pasamos.
Este año todo ha sido distinto... hemos participado en las mismas carreras. No ha faltado la crónica. No han faltado las fotos. Pero se ve un Caragolin cansado, fatigado.
Tiene el mismo dolor de piernas que se siente al final de una carrera dura. Se siente desanimado  en el silencio de la montaña. Donde los kilometros no pasan, más bien golpean en el riñon una y otra vez para intentar que te rindas.
He hablado con Caragolin, me ha dicho que él no se rendirá, que sabe de la dificultad de la hazaña, y que sabe que se ha de reinventar.
Busca aliados y amigos que le quieran ayudar. En dónde encontrarlo lo sabeis todos y en dónde le gusta perderse también. Entre las rampas de una montaña, en una trialera que sirva de bajada vertiginosa, en una senda en la que sus zancadas resuenen, cruzando un riachuelo y deteniendose en lo alto de un pico observando el horizonte.
Yo seguiré vigilándole para que no se pierda e intentaré seguir acompañandole en mil y una tropelias, también le ayudaré a reinventarse.
Se que no estaré solo, ahora me falta saber cuantos más seremos.
Un humilde abrazo y caragolín y yo os esperamos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores