EL TIEMPO

tiempo Valencia

Numero de visitas

Cronica V subida Pico del Remedio


Los últimos serán los primeros en el reino de la Montaña. 
Tengo el honor y la satisfacción de poder gritar a los cuatro vientos... desde Galicia hasta Cádiz, desde Lleida hasta Huelva y de Badajoz a Valencia que esta vez si... he conseguido un puesto de honor en la V subida la Pico del Remedio.  Al fín tengo mi lugar en la historia... he sido el último de mi categoría.... ese a quien todos esperan, ese que jode al que quiere recoger los bártulos para largarse... ese. Je je. Pido perdón a la organización.
Mi querido José Antonio, con esto de que es levantinista, ha tenido a bien adelantar a este humilde "choto" para recordarme que este año también esta siendo una gran temporada de mi amado odiado Valencia C.F.
Pero empecemos con la crónica por ordén estrictamente cronologico. 
Como hay crisis hemos tenido a bien desplazarnos con tres coches distintos hasta Chelva, de dos en dos, Miguel y María José nos esperaban en Chelva. Después de duras negociaciones con Alfredo conseguí quedar a las 6.45 de la mañana, cuando le comenté la hora a José Antonio casí le da un sincope por lo que decidió quedar por su cuenta con su hermano, el megacrak Dani. Así que tres coches para seis personas ¿crisis? Me cago en  la crisis.
Llegamos a Chelva con un frió del carajo y una sensación térmica horrorosa  debido al aire, como ya me encargue de explicarle a Alfredo unas treinta veces antes de empezar a correr. 
Cuando llegamos a por nuestro dorsal nos dimos cuenta que quizás habíamos quedado algo pronto, ya que el chiringuito no estaba montado, así que a tomar cafelito como siempre. En el bar nos estaban esperando Maria José y Miguel.
Al rato llegaron los hermanos Garcia Alcantud, charlamos un ratito y con un pelín de pereza comenzamos la liturgia corredora... dorsal, cambio, calentamiento y ¡¡¡¡¡¡¡SALIDA!!!!!  pero con sorpresa.  Habíamos sufrido la primera salida en falso de las carreras de montaña, por lo que habría que esperar un poquito más para la verdadera salida.
La organización ha introducido algunos cambios en el recorrido que han sido positivos, tanto al principio como al final, así que pronto empezamos a subir, pero esta vez sin atascos ni parones, debido sobretodo al poco número de corredores que competimos.
Miguel, Dani y Freddy se van rápidamente, José y yo nos quedamos y al ratito yo empiezo a subir dejando a José en la retaguardia... por si nos atacan.
Mi táctica es ultraconservadora, tengo el recuerdo de mi periostitis y de mis dedos en garra todavía latente y no quiero sufrir más de lo necesario. 
Subo bien al Pico del Remedio, y los siguientes tramos practicamente no corro.  En la bajada de la zona de ombría me alcanza José y bajamos juntos, hasta la segunda subida del día que lo vuelvo a dejar para luego reagruparnos de nuevo en  la bajada, en la que oigo el inconfundible sonido de la caída... RASSSSSSSSSS,  pedazo leche se pegó un señor, pata para un sitio, pata para el otro, brazo izquierdo al norte y derecho al sur, le pregunto si está bien y me grita que si, y luego me lo demuestra, ya que acabaría por lo menos 15 minutos antes que yo.  Estos veteranos son duros duros.
Durante un rato comparto recorrido con el acccidentado y con José Antonio, que gracias a la música de Barricada va fuera de si rompiendo su crono, quizás deba valorarse incluir  a Barricada como producto dopante, sobre todo teniendo en cuenta a su mítico bajista, El Drogas.
Llegamos a la subida del Cantal, gran regalo que nos da la carrera para matarnos deportivamente, dejo al accidentado atrás y a José, subo bien.
Al ratito ejerzo de chica de la Cruz Roja y como una Concha Velasco más presto mis servicios a un pobre corredor con unos tirones horrorosos... luego este mismo corredor también me sacaría unos  15 minutos más.  Mola.
El accidentado ya me ha pasado, el acalambrado se me ha escapado. José  y yo intentamos llegar lo más enteros posible, mis dedillos amenazan con agarrotarse de nuevo y no estoy disfrutando nada.  Pero aquí llego la motivación que me hacía falta.  Yo no voy a cumplir mi objetivo de bajar de 4 horas como el año pasado, pero José si puede bajar de 4.30. Biennn encontramos la motivación y con ese objetivo caminamos más que corremos.  Vamos Vamos lo conseguimos....y cuando entramos a Chelva la sorpresa.  Una subida cruel, no conocida. Escondida entre los callejones de Chelva nos intenta tender la última trampa del día.  Pero ni con esas nos va a quitar la satisfacción de que José mejore su marca, de llegar ... y no me priva a mi de mi puesto en la historia.  El último clasificado de la categoría Senior Masculino. Hostia no. Antepenúltimo. Pues es una putada. Menos mal que el resto de caragolines defienden el Caragol Running con valentía y honradez, Miguel, Dani y Alfredo llegaron con tiempos muy buenos.  Destacar a Dani, 3.17 marco el muchacho, sin entrenar, casí sin calentar y con unas zapas con agarre cero y tracción menos diez.  A ver si le convencemos para que entrene, se compre zapatillas decentes  y nos gana algún título.
En breve fotos y tabla con la clasifiación.
Bueno el año que viene más y mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores