EL TIEMPO

tiempo Valencia

Numero de visitas

CHELVA Y EL MISTERIO DE LA BRUJA DE LA CUEVA

El I encuentro del Caragol Running Team se ha celebrado este sábado 10 de diciembre.  Ha sido una jornada de encuentro para conocernos entre nosotros algo mejor.
Lo más positivo de la jornada ha sido la incorporación de los caragolines más peques del Club... Alba, Natalia, Ivan, Mar y Sergio, que disfrutaron de una jornada de campo muy agradable pasandoselo pipa a pesar del fresquito que corría por el lugar.  En el último momento nos falló Carla por estar malita, esperamos que ya se encuentre mejor.
Precisamente por ellos hicimos una mini "rutilla" a las orillas del Rio Chelva, desde el area de recreo de Molino Huerto hasta el Paso de Olinches, eso que para nosotros ha sido un paseito para los "nanos" ha sido la aventura de la mañana.
MOLINO PUERTO LA PLAYETA PASO DE OLINCHES
Empezamos en la orilla izquierda del Rio Chelva y guiados por el gran capitan Ivan, nos adentramos rio arriba hasta llegar a la zona conocida como la playeta, allí nos detenemos y estudiamos el panel de situación y seguimos para buscar el Paso de Olinches, ufff perdón... la cueva de la bruja piruja... ese ser miserable que encierra a los niños para llevarselos a su mundo de pures y deberes... (que miedo)

Al llegar a la entrada de la cuerva, el valiente Ivan seguido por Miguel y un temeroso Alfredo se adentran en la oscura y larga cueva, detrás contando las leyendas del lugar el abogado... si .... ese ... Sergio, que hace de guia al segundo grupo.  Yo le agarro de la mano por que tengo mucho mucho miedo.
Detrás y guiadas por Pablo, las aventureras Alba y Natalia siguen con paso firme guiando a sus respectivas y asustadas mamis.  A mitad del túnel oímos un ruido, el terror se apodera de nosotros pero... uff menos mal, ha sido un pequeño choque de Miguel con la parte de arriba de la cueva, eso a los temerarios y pequeños  aventureros del grupo no les pasa. El más alto mide poco más de un metro y quince centímetros, por eso no alumbran para arriba, olvidando el riesgo que corren sus papis y acompañantes.  Ya vemos la luz, pero hay que tener cuidado... quizás un dinosaurio este escondido en alguna parte de la montaña y con su poderoso olfato, identifique el miedo de los mayores y nos ataque, en este caso los peques nos tendrán que defender con todas las armas de las que disponen, el rayo láser y la espada de los dioses, además, Natalia , experta en dinosaurios nos dirá como escondernos mejor de las sauces del terrible animal.  Que suerte tenemos de tener estos guias.  Una vez llegados al otro lado de la gran cueva, Mar, la valiente bióloga, recoge muestras de pequeños bichitos para investigar en su laboratorio, aunque Pascual y Ana, asustados, le atosigan para que acabe pronto, no se fían de que la Bruja Piruja aparezca en cualquier momento.  Cuando Mar acaba, volvemos siguiendo nuestros mismos pasos y regresamos al punto de inicio, Esther y María José, se habían quedado para vigilar la retaguardia y consolidar un plan de huida en caso de ataque de algún fiero animal,  que gracias a Dios, no se produjo.
Hemos tenido un final feliz, después de esta gran incursión en el Paso de Olinches, uf perdón, otra vez, quería decir la Cueva de la Bruja Piruja. Yo, personalmente, si voy solo, no hubiera entrado nunca.
Lo dicho, un pequeña "rutilla" para nosotros, pero como cambia la perspectiva de según del lado del que se mire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores