EL TIEMPO

tiempo Valencia

Numero de visitas

Ascensión a Mulleres

A petición de Alfredo os cuento como fue la ascensión al Tuc de Mulleres...

Hace algún tiempo, Alfredo me propuso hacer una excursión pirenaica con él, la idea era ascender mi primer 3.000.
Me hablaba de las sensaciones que se experimentan cuando se intenta subir una de esas montañas, esas que cuando vas por primera vez a los Pirineos, ves enormes, colosales.
Hubo un par de intentonas previas al gran viaje, pero entre unas cosas y otras, parecía que nunca podríamos ir juntos.
Pero al fin se presentó la oportunidad, todo estaba planeado para el primer fin de semana de julio del año 2011, los expedicionarios eramos cuatro ... el citado Alfredo, Javi, Patri y yo mismo, Óscar.  El objetivo era el Pico Mulleres, un tres mil "raspao", pero al fin y al cabo un 3000.
El viaje fue muy ameno, yo torturé a Javi y Alfredo con música de Extremoduro y Rosendo, mientras que Patri disfrutaba escuchándolos y ambos cantábamos las canciones  a todo pulmón.  Casí al llegar, y para no alargarles la agonía, les cedo el placer de escuchar un poquito de Fito y los Fitipaldis, que a mi también me gustan.


El destino era Benasque, y para llegar hasta allí, primero hay que disfrutar del Congosto de Ventamillo, aquí conduce Alfredo, le cedo el testigo.  Después del Congosto, que es espectacular, llegamos a Benasque, y tenemos la primera gran dificultad de la ascensión, PUEBLO EN FIESTAS, HORRORRRR, el pánico se apodera de los cuatro. Ante la adversidad nos vamos a cenar Pizza, cada una con el nombre de un pico, muy originales estos de la pizzeria.  Después de cenar, a intentar dormir, Patri y Alfredo en la misma habitación, Javi y yo en otra... y la verbena en todo el apartamento, que por cierto, era muy "chulo".  No sabía que Javi conocía las canciones de Marisol, María Jesús y su acordeon y el mítico Tractor Amarillo, me hubiera gustado conocer esta habilidad a otras horas y en otro sitio, eso si, reírnos nos reímos.





Llegó el día D  y la hora H, la hora h era algo así como las cuatro y media de la mañana, por cierto, la verbena continuaba.  Al salir del apartamento, nos encontramos a varios grupos en un sospechoso estado de euforia.
Teníamos que coger un autobús, que nos dejaría en el punto de partida de la ruta, perdimos el primero... pero el segundo fue nuestro, nuestro y de un montón más de gente, parecía la linea 72 de la EMT de Valencia, justo después de la mascletá del día 19 de marzo.  Entre la gente un chico que se parecía sospechosamente al niño de Cuentame, y... ¡¡¡¡¡¡ohhhh SORPRESA!!!!!! parte de mi gran barrio San Isidro, definitivamente era  la linea 72 de la EMT en fallas...
El autobús nos deja en la Besurta, 1920 metros de altitud y, a partir de aquí, empieza la ascensión.  La mayoría de ocupantes del autobús van a ascender el Aneto, incluidos mis paisanos de San Isidro, y una gran minoría nos vamos hacia Mulleres. Me resulta curioso ver la serpiente multicolor que se forma dirección al Aneto, es un espectáculo curioso. 
El principio de la ascensión es muy sencillo y bonito, relativamente pronto llegamos al punto donde decidimos desayunar, el paraje de Llanos y Forau de Aigualluts.





Seguimos ascendiendo, ahora con un poco más de desnivel, el siguiente objetivo los Ibones de Escaleta, llegamos al primero de ellos que superamos sin dificultad, y cuando llega el segundo decido, involuntariamente , bañarme... ¡¡¡¡LECHE QUE FRÍA!!!!! botas mojadas, calcetines empapados y también, como no, mi culito.



Me cambio los calcetines para intentar ir lo más seco posible, escurro las botas que, por cierto,igual que no dejan pasar casi el agua, tampoco la dejan salir., osea que voy con un charquito continuado que me va a acompañar el resto de la ascensión.
Seguimos adelante, y ahora si viene la primera gran dificultad, llegamos a una pala de nieve, que primero intentamos evitar, pero luego observamos que es el mejor camino, Alfredo sube primero, Patri sube por otro sitio y Javi y yo intentamos subir.  Javi da dos pasos y resbala, yo doy dos pasos y resbalo, venga nuevo intento... tres pasos y resbalamos... otro intento, cero pasos y resbalamos... en esos instantes tengo sensación de fracaso, miro hacía arriba, yo veo la pala larguisima, esta claro que no lo es, pero para mi es larga larguisima.  Volvemos a intentarlo y nos volvemos a caer... tengo la sensación de haber perdido el partido y ya empiezo a rendirme, no sé si Javi tendría la misma sensación... pero yo me veo vencido.
Patri  nos hace indicaciones desde arriba, no la oímos bien... y entonces, supongo que al vernos con actitud derrotada, baja hasta nosotros y nos da una clase magistral de alta montaña - Venga, poneros el palo así, y dar pisadas fuertes y seguras, importante, hasta que no tengáis un pie bien asegurado no debéis mover el otro - Javi y yo seguimos sus instrucciones como dos corderitos y empezamos a ascender la dichosa pala, vamos subiendo y me da por mirar para abajo, ups, en caso de caída la leche seria importante, una vez me elimino ese pensamiento de la cabeza, me concentro en dar pasos como nos ha enseñado Patri, y subimos la pala, realmente no era tan larga, pero para mi fue enorme.



Cuando subimos la pala, el paisaje ha cambiado por completo, sólo rocas diseminadas, me llaman la atención las moscas, son de un tamaño importante.
Oímos un ruido de motor, es una avioneta, ¡¡¡¡¡que vuela por debajo de nuestra altitud!!!! estoy alucinado, creo que estoy  entrando en la fase de novato, esa de todo me fascina.
Seguimos subiendo por los fragmentos de roca, Patri y Alfredo van delante, Javi y yo hemos cogido un buen ritmo y vamos a la "marcheta"  No tenemos claro cuanto nos puede faltar, creemos que no mucho, pero ni Javi ni yo estamos seguros.  Dejamos de ver a Patri y Alfredo, parece que podemos estar llegando,  pero no lo tenemos claro.  Nos cruzamos con dos personas que bajan y nos dicen a Javi y a mi la frase mítica - Ya lo tenéis -  ¿ya lo tenemos? ¿si? ... creo que si... nada nos faltan doscientos metros y ya estará, mi primer tres mil. Con perdón, da la impresión de ser la pérdida de la virginidad montañera, además como buena primera vez, con sus momentos malos y sus finales buenos, aunque luego descubres que pueden existir mejores finales.  Ya veo el montoncito de piedras que nos marca el final de la ascensión...es fantástico, es mágico, es grandioso, es un triunfo, es paz interior, es emotivo estar allí, mi primer tres mil...quizás mi único tres mil... un sueño.
Intento hacer la llamada que le pondría la guinda al pastel, quiero hablar con mi paciente mujer y con mi maravilloso hijo, pero no puedo, la tecnología no llega a los tres mil, da igual, guardaré las sensaciones en un frasquito virtual y les contaré todo cuando llegue.
 De los montañeros hay un momento especialmente egocéntrico,  el momento bandera,  y yo tengo que tenerlo, es el momento foto histórica y por supuesto nosotros nos la hacemos. 



Ahora nos falta el descenso, todo va bien, sólo Javi se cae en la maldita Pala, yo también me caigo pero  siguiendo instrucciones de mi Maestra oficial Patri, no freno, que menuda cara de susto tenían Javi y Alfredo cuando me vieron llegar a toda velocidad,  Patri se tira, es más rápido y divertido, nos dice y, la verdad, tiene razón.
Ya casí llegando, la última sorpresa, aunque tenemos discusión, algunos creen haber visto a Juanito Oiarzabal, desdeluego el tío se parecía un montón.
Lo dicho, fué un viaje estupendo, con una gran compañía, y con sensaciones que no olvidaré jamás, aunque haga muchos tres miles, éste será el primero, el primer amor... el que no se olvida nunca.

1 comentario:

  1. Una experiencia espectacular, la verdad. Supongo que cada uno tendria diferentes momentos en los que estaba mas euforico y otros en los que se veia dificil seguir adelante. De los primeros disfrutar las vistas desde lo alto siendo tan pequeñito y a la vez sintiendote tan grande de los segundos cuando intentamos evitar la primera pala de nieve que escalamos por las rocas tuvo que venir super Patri al rescate. Weno mencion a las marmotas que se dejaron ver que no has dicho nada. Con ganas de una proxima en vuestra compañia.

    ResponderEliminar

Seguidores